Saltar al contenido.

Una propuesta minimalista

Personalmente, para lograr entusiasmar a los disgustados del PP o de la política en general, propongo un programa minimalista y de amplia adhesión que se centre en la regeneración democrática:

 

Mejor democracia

  • Modificación de la Ley de Partidos (primarias obligatorias, transparencia, etc.)
  • Modificación de la Ley Electoral (todos los votos deben valer igual, listas abiertas, etc.)
  • Control más estricto de la Financiación de Partidos (control ciudadano para evitar que PP y PSOE se autorregulen y amplíen cada año sus presupuestos, Tribunal de Cuentas independiente, limitación muy estricta de los gastos de campaña, prohibición del endeudamiento,…)
  • Verdadera Ley de Transparencia (condición fundamental para permitir el control y restaurar la confianza)
  • Verdadera separación de Poderes para tener una Justicia independiente

 

Mejor educación

Pacto para la Educación (calidad, neutralidad, estabilidad). Abrir un debate entre especialistas, padres, profesores (afiliados o no a sindicatos), directores de centros, etc. Analizar lo que se hace mejor en el extranjero. Consensuar un plan que permita hacer del sistema educativo español una ventaja competitiva y no un lastre (con objetivos claros e indicadores medibles).

 

Mejor gestión

  • Fusión de Ayuntamientos
  • Supresión de las Diputaciones
  • Aclaración de los niveles de competencia en España (supresión de competencias duplicadas)
  • Reforma de las Administraciones Públicas:
    • menos asesores nombrados a dedo por encima de los funcionarios,
    • cerrar “Observatorios” y otros entes públicos creados para colocar a afines,
    • etc.

 

A lo mejor te parece raro un programa tan corto. Te aseguro que no se trata de ningún despiste. En realidad veo 5 motivos para tener semejante postura minimalista:

  1. Mínimo denominador común

Cuanto más limitado sea el programa, mayor será el número de simpatizantes potenciales.

  1. Diferenciación

Un programa corto sirve para diferenciarse de los partidos tradicionales que engañan desde hace años a los ciudadanos pretendiendo tener la respuesta a todos los problemas de la sociedad.

  1. Auto control

Un programa muy limitado permite afirmar el carácter temporal del movimiento o partido que lo promueve. Con la idea de desaparecer una vez acabado el trabajo, estamos seguros de no atraer a gente que quiere vivir de la política para siempre sino gente que está dispuesta a dedicar unos años a esta necesaria regeneración.

  1. Credibilidad

Ha llegado la hora de reconocer que los Gobiernos no están para resolver todos los problemas. Muchos problemas tienen que ser resueltos por los propios ciudadanos. El Estado por ejemplo no crea empleo, son los emprendedores y empresarios los que lo hacen.

  1. Falso minimalismo

En realidad es un programa mucho más potente de lo que parece. Regenerar la democracia significa volver a colocar al ciudadano en el centro del debate público. Cuando las instituciones dejan de funcionar en beneficio del conjunto de los ciudadanos para ponerse al servicio de los intereses particulares (de los partidos), hay muchas repercusiones: corrupción, subvenciones partidistas, decisiones arbitrarias, etc. Es como un tumor cerebral que afecta al funcionamiento de todo el cuerpo. El brazo está bien pero no se mueve. El ojo también pero no ve. No hacen falta ni escayola ni gafas, “basta” con extirpar el tumor.

 

¿Qué te parece? ¡Espero tus comentarios!

10 comentarios Escribe un comentario
  1. Pep #

    Uno de los principales problemas son los nacionalismos y no sólo los separatistas. Habría que reducir las CCA, y ¿por qué no?, suprimirlas: 17 parlamentos?? 17 legislaciones?? 17 gobiernos??? Es la proncipal ineficicencia del sistema y, en gran medida por cuestiones sentimentales. No hay un mercado único, las lenguas locales están sobrevaloradas y falta inglés, se manipula la historia sin ningún rubor….

    pero no creo que lo veas en ningún programa….

    16 octubre, 2014
    • Estoy de acuerdo contigo Pep, el problema es que de los políticos “instalados” no se puede esperar ninguna decisión valiente en este sentido ya que viven de las instituciones. Más instituciones (da igual si son duplicadas) significa más puestos y mas presupuestos… Lo que pasa es que para un experimento de movimiento “con fecha de caducidad” veo un poco violento atacar con lo de las CCAA. Sin embargo, si funciona con cosas más “consensuadas” es perfectamente imaginable proponer esto en una segunda edición, una vez que los ciudadanos se hayan hecho más conscientes de su poder.

      19 octubre, 2014
  2. Víctor Cayuela #

    Bueno Thibaut, aunque echo en falta algún punto que para mi es clave y que encajaría perfectamente en tu programa, mi propuesta es la siguiente: ¿cuándo empezamos? Llámame, cenamos y hablamos en detalle. Te mando mi número por privado. ¡Abrazo!

    16 octubre, 2014
  3. Mencía #

    Hola Thibaut,
    Yo veo la propuesta demasiado minimalista…. La realidad es que todos (defensores de excalibur incluidos) defenemos el debate y la transparencia… el diablo está en la letra pequeña… uno pretenden fomentar la emprendeduría y otros le ponen trabas burocráticas y fiscales… Todos queremos sanidad pública de calidad, unos aumentando impuestos para seguir despilfarrando, y otros negando sillas de ruedas a niños q no pueden andar….
    Otra pequeña aportación (por falta de tiempo, pero me apunto a la cena sugerida más arriba)… Me gusta el modelo de trabajo de podemos, (AGHHHHHH mencioné a la Bestia!!), me gusta su organización en círculos, donde tienen cabida desde círculo cristiano hasta otros de lo más variopintos… Me gusta el modelo organizativo propuesto en la alternativa lanzada recientemente al modelo propuesto por Pablo Iglesias… Es decir… prefiero opinar y que opinen en la elaboración de la propuesta que has hecho, y en el debate sobre si reducir el estado al minimo minimísimo (y qué contiene ese mínimo) etc
    Un abrazo y gracias

    17 octubre, 2014
    • Gracias Mencía por compartir tus ideas. De Podemos se puede aprender mucho pero personalmente no me acaba de convencer su modelo de “democracia directa” porque hay que tener en cuenta que en cualquier “movimiento” (partido, comunidad de vecinos, etc.) siempre hay un gran grupo de gente que podemos calificar de “moderada” que por timidez/falta de tiempo/pereza… no participa tanto como los “ultras”. Y esto al final puede distorsionar la “realidad”.
      En cuanto al minimalismo, No nos confundamos. Yo me refiero a un programa minimalista en cuanto a número de medidas, pero no en cuanto a su elaboración. Creo que hay que presentarse con las propuestas de leyes muy trabajadas. Ya hay colectivos de especialistas que tienen propuestas muy muy curadas en temas de Ley de Partidos, Ley Electoral, Financiación de Partidos.

      19 octubre, 2014
  4. Catalina Parra #

    Hola Thibaut,
    no nos conocemos en persona aunque he oído hablar mucho de ti. Me encantaría compartir un rato y hablar de la propuesta. Si queréis me uno al café, comida o lo que sea o si prefieres en otra ocasión. Leevo mucho tiempo intentando cambiar el mundo desde la perspectiva social y creo que es hora de hacer otras cosas.
    Escríbeme si quieres.
    Un saludo

    20 octubre, 2014
    • Te contacto por email y quedamos. Por cierto, sí que nos conocemos. Jose nos presento un día en un evento de UEIA.

      20 octubre, 2014
  5. Goodman #

    Buenas tardes Thibaut,

    Desgraciadamente no pertenecemos al ‘stablishment político’ español, y por tanto tu propuesta no deja de ser una utopía, por lo razonable, adecuada y certera para los tiempos que corren.

    En tu carta mencionas a todos aquellos que hemos votado al PP y que estamos descontentos con su gestión. Sin embargo no tenemos la fuerza necesaria y suficiente para sacar adelante un proyecto de tal calibre.

    De todas maneras, yo no me rindo y sigo dándole vueltas para ver como podríamos contribuir a ayudar a acabar con esta situación. Para ello, lo primero que creo es que deberíamos analizar dos casos antagónicos.El primero, el efecto Podemos, y el segundo, la gestión del Ayuntamiento de Torrelodones en Madrid.

    En el primer caso, han sido capaces de lanzar un mensaje que ha calado en un pocentaje de población que los han votado llegando a obtener representación en Europa. Habría que preguntarse cual ha sido ese mensaje (demagógico, populismo, etc) que ha movido el electorado, y que otras opciones más moderadas como Vox o C’s no ha sido capaz de lanzar y por tanto de movilizar. Yo parto del principio que existen más personas de bien, que personas que quieren el mal. Sin embargo las primeras no han llegado a ser movilizadas y las segundas están exultantes.

    En el segundo caso, han sido capaces de formar una plataforma ciudadana que ha obtenido la confianza de los ciudadanos de Torrelodones, que junto con el apoyo de los otros partidos tradicionales (PP, PSOE), han optado por dar el poder a esta plataforma, en el que ha prevalecido el bien común en detrimento del personal. A partir de ahí han empezado a gestionar de tal manera, que han conseguido lo que todos quisiéramos para nuestro municipio, región o país. Rigor, transparencia y buen gobierno.
    Aquí dejo el link del discurso de investidura de la alcaldesa, donde figuran la base de su ideario, que seguro que la mayoría compartiríamos.

    Yo estoy dispuesto a sumar. En las últimas elecciones no voté al PP cuando lo he hecho toda la vida. Y mi gran dilema es a quien votar en las siguientes. No me siento representado por ninguna opción que me garantice un cambio real del rumbo que está tomando este país.
    Un saludo

    21 octubre, 2014
    • Querido Goodman,

      Me ha gustado tu comentario. Empiezas muy pesimista y acabas con muchas ganas de hacer cosas. Estoy completamente de acuerdo contigo. Hay que inspirarse de los logros de Podemos, Torrelodones y otros. Los ciudadanos están cada vez más indignados y el lamentable comportamiento de muchos (no todos) políticos hace que muchos buscas nuevas alternativas. Podemos acumula los votos de los cabreados prometiendo a cada uno lo que más ilusión le pueda hacer: pura demagogia, puro populismo ya que prometen cosas que no pueden dar.

      Estoy convencido que hay une hueco para un movimiento ciudadano (no “del pueblo”) que gane en las urnas el derecho a imponer una regeneración de la democracia. Esta regeneración la veo como la primera pieza de un juego de domino. Empujas esta primera ficha y después se van cayendo una tras otra. Con unas instituciones saneadas (Justicia independiente, políticos que gobiernan pensando en el ciudadano y no en el partido, un Parlamento donde se busca soluciones en beneficio de todos y no un mero juego “mayoría contra oposición”, ciudadanos que tomen sus responsabilidades, cultura del merito y no del enchufe, etc) no dudo ni un instante que España levante la cabeza.

      Seguiré informando de los avances a medida que me reúne con más gente para compartir ideas.

      22 octubre, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: