Saltar al contenido.

El panorama político español – ¿En qué abismo caer? (2)

Este post es la segunda parte de una serie de 3 posts en los cuales pretendo describir el panorama político español. En la  1ª parte hable del abismo ético que supone el sistema bipartidista PP-PSOE.

Hoy toca hablar de la temible alternativa populista que surge en España.

El abismo populista

Cuando una persona sufre y los médicos no parecen poder hacer nada más para ella, aparecen los curanderos con sus pócimas milagrosas.

En nuestra  sociedad pasa lo mismo. Cuando hay millones de parados, otros tantos millones de trabajadores que temen por su futuro y una clase política (PP-PSOE) que ha perdido todo crédito, aparecen los populistas: ilusionistas que ofrecen soluciones sencillas para problemas complejos. ¿Por qué prometer brotes verdes si se puede prometer verdes praderas?

En la España de hoy nadie representa mejor el populismo como el fenómeno Podemos. Cuando se habla de Podemos se puede hablar del fenómeno Podemos ya que pasar de la nada a tener 5 eurodiputados y más de un 20% de intenciones de votos en menos de 6 meses es realmente extraordinario.

Pero ¿cuáles son los motivos de este exitazo? Como todos los grandes ilusionistas, Podemos suelta primero una pincelada de realidad antes de realizar el gran truco.

h-armstrong-roberts-1930s-magician-hands-pulling-rabbit-out-of-top-hat

La parte real y creíble del programa de Podemos es la que tiene que ver con la renovación del panorama y el cambio de las reglas del juego político. Hay algo muy peculiar en toda la problemática de la corrupción política: tiene “fácil” solución. Algunos me dirán que de tener tan fácil solución se habría resuelto desde hace tiempo. El problema es que los que se benefician del sistema son los que tienen el poder de cambiarlo y claro, no les interesa. La solución sólo puede venir del exterior. Y Podemos es el exterior más absoluto. Es un movimiento ciudadano cuidadosamente llevado por unos grandes profesionales de la política que no tienen pasado. Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y los otros “cerebros” del movimiento tienen experiencia de politólogos expertos en política pero ningún vínculo incómodo con los partidos tradicionales.

Tienen legitimidad para criticar a los partidos tradicionales que han rebautizado “casta”. Y, por muy sencillas que sean las soluciones que proponen, son realistas. Se puede limitar el número de mandatos, se puede diseñar un sistema de financiación de partidos absolutamente transparente, se puede imponer listas abiertas y, aunque lleve más tiempo, se puede despolitizar la justicia para asegurar tanto la persecución de las infracciones como el castigo de los culpables.

Ahora viene el “truco”: las soluciones demasiado sencillas a unos problemas muy serios. ¿España tiene una deuda gigantesca? Pues no la pagamos y ya está. ¿Europa no nos deja las manos libres para gastar cada vez más? Pues salimos del euro y de la Unión Europea. ¿Los bancos no dan más dinero a los políticos para financiar sus proyectos? Pues nacionalizamos la banca y metemos directamente la mano en el bolsillo de todos los españoles…

Puede ser que todo parte de una buena intención y soy el primero en reconocer que las cifras del paro son terroríficas. Pero me espanta ver que se manipula a la gente que lo pasa mal prometiendo un futuro paradisíaco cuando lo que les espera al final del “camino de rosas” es la muy cruda realidad venezolana. Podemos no es para nada un movimiento “ciudadano” que une a la gente. Es un partido primitivo anclado en el “nosotros contra ellos” en el que todos lo que no piensan como ellos son “malos”. Vaya visión de la democracia…

No señores, uno puede tener autentica alergia al PPSOE y no querer sumarse a la revolución chavista “made in Spain”. ¿Por qué va a funcionar en España algo que fracasa estrepitosamente en Venezuela? Además, aquí ni tenemos petróleo para financiar el extravagante programa de Podemos.

Pero entonces entre Podemos que niega la realidad y el PPSOE que no la afronta porque siempre antepone sus propios intereses a los de los ciudadanos, ¿cómo resolvemos esta terrible crisis?

En el último post de esta serie compartiré con vosotros mi visión del estrecho puente que nos podría permitir salir de la crisis sin caer ni en el abismo ético del PPSOE ni en el abismo populista de Podemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: