Saltar al contenido.

el 110 que debemos a nuestros hijos y nietos

Hace unos días se ha anunciado que el limite de velocidad en autopistas iba ser rebajado a 110 km.

Desde entonces oigo a mucha gente enfadada que levanta los ojos al cielo y critica semejante “tontería”.

Personalmente no me hace ninguna gracia la medida pero la entiendo perfectamente. No soy ningún experto pero me atrevería a decir que la medida es sensata por varias razones:

1/ Con la crisis que atraviesa España, la subida del precio del petroleo es un verdadero drama. Tiene por consecuencia inmediata una subida de los precios (inflación) que de manera casi automática obligara las autoridades (BCE) a subir los tipos de intereses ahogando los muchos hipotecados, frenando el consumo y retrasando la recuperación de la economía.

2/ Hace nada Madrid y Barcelona han conocido tasas de contaminación atmosféricas muy superiores a la normal. Todo el mundo lo notaba: irritación de garganta,  dificultad respiratorias para los alergicos, etc. Ahora que dicen que todo a vuelto a la normal no me deja de asustar y dar asco la capa negra que se ve encima de Madrid cuando llegas a la capital por cualquier autopista.

A nadie le gusta reducir, limitar, frenar, etc. PERO no tenemos más remedio. Hemos construido un estilo de vida insostenible. Tenemos que cambiar y rápido si queremos que nuestros hijos y nietos puedan disfrutar de un mínimo de calidad de vida.

Puede ser que un día tengamos vergüenza de enseñar a nuestros nietos las fotos de un mini-trip a NY, de un potente 4×4 que nunca piso un camino de tierra, etc. Personalmente me dara mucha vergüenza contar que a veces en los días de más calor del verano madrileño he tenido que llevar un jersey en algunos edificios que el aire acondicionado transformaba en igloos…

El 110, las bombillas de bajo consumo, el transporte público, la video conferencia, llevar un jersey en casa en invierno, etc. no son ni tonterías ni caprichos ni modas ni si quiera opciones. Son medidas indispensables. Son indispensables si quieres evitar que un día tu nieto te llame tonto/tonta a la cara y con toda la razón del mundo.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: